Nuestros envases de huevos se producen en un circuito cerrado y están hechos al 100 % de material reciclado y son 100% reciclables. Todos los restos de corte son transformados de nuevo. Esto reduce los residuos de los envases que pueden volver a utilizarse de una manera inteligente.

La forma de nuestros envases de huevo es práctica ya que facilita el apilado. Destacan por su peso ligero y su bajo volumen (ocupan aproximadamente un 50% menos de espacio que los envases de huevos convencionales). Esto también significa que la contaminación se reduce a la mitad ya que hay un 50 % menos camiones en las carreteras transportando el material. Y, por supuesto, los envases de Ovotherm necesitan sólo la mitad del espacio de almacenamiento, así como menos mano de obra en las labores de envasado.

Nuestras bolsas de Polietileno (PE) resistentes, impermeables y 100 % reciclables han reemplazado a la mayoría de cajas exteriores de cartón. Esto, combinado con un sistema personalizado de palés, ha conseguido que el espacio en los camiones se haya optimizado hasta alcanzar la sorprendente cantidad de hasta un 60 % más de paquetes por carga.