Debido a la forma uniforme de los envases y de las cajas exteriores y bolsas 100 % reciclables de polietileno (PE) ofrecen una mejor protección y necesitan menos espacio de almacenamiento.